El Numancia cae en Huesca víctima de su desacierto

El C. D. Numancia cayó en El Alcoraz de Huesca por 2-0 en un partido marcado por el desacierto del equipo numantino en las dos áreas, que propició por un lado que el Huesca hiciera dos goles a Munir y, por otro, que ninguna de las múltiples llegadas de los rojillos a meta rival fuera acabada con tino por parte de los atacantes numantinos. Ni siquiera se acertó desde el punto de penalti, ya que Alex Alegría mandó a las nubes un balón desde los once metros en hubiera metido a su equipo en el partido.

A pesar de no tener su tarde, el Numancia dominó el juego y el balón en casi todo momento del encuentro. Un consuelo menor teniendo en cuenta que el Huesca siempre se sintió cómodo sin balón y que en el cuerpo a cuerpo estuvo casi siempre ganador.

Así, los sorianos tuvieron numerosas opciones en disparos desde la frontal y en centros laterales tras superar a sus rivales por la banda, pero todos los golpeos parecieron más propios del rugby que del balompié, pues la gran mayoría marcharon fuera de la meta de Leo Franco, poco exigido entre los tres palos de la verdad.

El Numancia dominaba, pero era el Huesca el que a base de fogonazos inquietaba a Munir. Machis y Mainz tuvieron el gol para los locales, al igual que lo provocaron Alex Alegría, David Concha, y Gaztañaga, aunque sin certeza. En una de las llegadas oscenses, la calidad de Fran Mérida salió a relucir. El centrocampista azulgrana golpeó con categoría un balón en la frontal y el esférico entró junto al palo en las mallas defendidas por Munir.

Un jarro de agua fría superada la media hora de partido, que todavía se agudizó más nada más comenzar el segundo acto. A los 30 segundos de la reanudación, el segundo gol del Huesca acabó por hundir a los numantinos. Mainz culminó un contragolpe dirigido por Machis y lo que parecía difícil se hizo imposible para los sorianos, que aunque lo siguieron intentado acabaron siendo presa de su desacierto. Alex Alegría marró un penalti que el mismo provocó. Oscar Díaz remató mordida una pelota que otras ocasiones hubiera acabado en las mallas y Unai Medina disparó con fuerza y el balón se marchó a centímetros del palo.

No fue la tarde del Numancia en Huesca. Justo lo contrario le sucedió al equipo de Tevenet, que sumó la primera victoria de la temporada en su estadio y empata a puntos (15) con el Numancia en la clasificación.

Deja tu comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad