El Numancia empata pero merece mucho más

El Numancia sumó un nuevo punto al empatar en Los Pajaritos ante el Sporting de Gijón en un partido sin goles en el que los sorianos merecieron mucho más que el rival, y que además tuvieron que sobreponerse a varios golpes durante los noventa minutos de juego, como fueron la lesión de Antonio Tomás en el primer minuto y la expulsión de Regalón a falta de casi media hora para el final del encuentro. El equipo rojillo puso todo la carne en el asador desde los primeros minutos de partido y por eso tuvo un punto más de intensidad que el equipo gijonés. Los asturianos siempre optaron por la seguridad defensiva antes que cualquier alegría en el ataque, y aunque gozan de un potencial ofensivo enorme, el Numancia fue el que llevó el peso del encuentro. Las ocasiones claras brillaron por su ausencia en las dos áreas, pero el Numancia reclamó un penalti sobre Sergi Enrich que hubiera marcado, sin duda, el encuentro, ya que hubiera supuesto la expulsión del central asturiano. El árbitro esta vez no lo concedió y los dos equipos se fueron al descanso con su portería a cero, si bien Akapo estuvo a punto de batir a Cuéllar en un disparo cruzado que se marchó fuera por escasos centímetros. En la reanudación, el equipo de Anquela incrementó su presión sobre el área de Cuéllar y el Sporting empezó a conceder muchas faltas en las bandas. Julio Álvarez sacó todas con gran sentido y organización, pero el equipo asturiano defendió a la perfección todas y cada una de las estrategias rojillas. El Numancia iba ganando poco a poco la partida a su rival, perfecto en la organización y en la contención, pero Regalón cometió dos faltas en el centro del campo casi consecutivas y el árbitro lo mandó a vestuarios con sendas tarjetas amarillas, demasiado rigurosas para lo que estaba aconteciendo sobre el césped. El Numancia se quedaba en inferioridad, mermado por las ausencias y la tempranera lesión de Antonio Tomás –se retiró en el primer minuto de partido con fuertes molestias en el tobillo-, pero aún tuvo arrestos para buscar el gol que le pusiera por delante en el marcador de Los Pajaritos. Ripa sacó un gran disparo que Cuéllar repelió como pudo, y el público le recompensó con una gran ovación. La entrega y el esfuerzo numantino se alargaron hasta el final, ya que en el último segundo de partido, una falta lateral botada por Julio Álvarez estuvo a punto de acabar en las mallas. Hubiera sido un justo premio al gran trabajo realizado por los rojillos, que merecieron algo más que un punto.

C. D. Numancia: Raul, Akapo, Juanma, Gaffoor, Ripa, Antonio Tomás (Víctor Andrés, minuto 2), Julio Álvarez, Regalón, Palanca (Luis Valcarce, minuto 67), Natalio (Del Pino, minuto 62) y Sergi Enrich.

Sporting de Gijón: Cuéllar, Mandi, Bernardo, A. Barrera (Lekic, minuto 66), Lora, Stefan, R. Canella, Isma López (Nacho Cases, minuto 78), López Garai, Hugo Fraile (Carmona, minuto 71) y Bustos.

Árbitro: Dirigió el partido Sureda Cuenca (Comité Balear). Asistido por Rodriguez y Noval. Mostró cartulinas amarillas a Bernardo, López Garai, Bustos y Cuéllar por el Sporting y por el Numancia a Juanma, Akapo y Regalón, en dos ocasiones, por lo que fue expulsado en el minuto 65..

Goles:

Los Pajaritos. 3.648 espectadores.

Deja tu comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad