El Numancia es humillado en Montilivi por González Fuertes

El C. D. Numancia sufrió en Montilivi uno de las mayores humillaciones que se recuerdan en la historia del fútbol. La segunda consecutiva a un equipo que vió hace ocho días como el rival empataba en Los Pajaritos con un gol rival en cinco metros, o más, fuera de juego. Pero lo de Girona rebasa cualquier comparación. Al menos no la resiste. Y es que el equipo local, sin tener gran culpa, hizo dos goles sin que Biel Ribas tuviera que hacer paradas de mérito y jugó contra ocho jugadores de campo en los últimos diez minutos. Dos goles gracias a dos penas máximas declaradas por el trío arbitral en momentos claves del choque.

El colegiado se encargó de que el Numancia se fuera de vacío de Montilivi. Se llama Pablo González Fuertes y ayer se encargó de que los sorianos pudieran sacar algo positivo de tierras catalanas. No queda otra que enfadarse, levantarse y buscar la victoria dentro de ocho días.

La primera parte resultó equilibrada, ya que ninguno de los dos equipos logró imponerse sobre el campo. El Girona no quiso saber nada de combinar. Jugó sú fútbol, el que le está dando grandes resultados. Con dos hombres grandes como referencia en el ataque y dos carrileros de mucho recorrido, el balón siempre estuvo por el aire cuando al cuadro local le tocó atacar. Numerosos golpeos de los defensas gerundenses y a pelear el balón y a ganar cualquier segunda jugada. En una de esas múltiples jugadas, una pugna entre Mata y Juanma fue considerada por el colegiado como penalti. Además de la pena máxima en contra de los sorianos, Juanma se lastimó el tobillo en esa jugada y poco después tuvo que abandonar el terreno de juego.

El penalti lo transformó Alex Granell y adelantó al equipo de Machín sobre la media hora de partido. El Numancia tuvo que nadar a contra corriente e intentó romper la rigidez que reinaba en el partido, ya que los locales presionaba mucho al centro del campo soriano y sus jugadores volaban al área rival en cuanto ganaban el balón.

En los últimos diez minutos el Numancia se animó y consiguió hilvanar dos o tres jugadas consecutivas con juego de combinación. Apareció Vicente por dentro y Julio encontró un aliado para llegar al área rival. El resultado se tradujo en tres córners casi consecutivos y ahí el equipo de Anquela volvió a extraer petróleo. Corría el minuto 42, Julio Álvarez botó el saque de esquina y el balón no fue despejado ni tocado por nadie en el primer palo, botó y Cicinho aprovechó para conectar un cabezazo colocado ante el que nada pudo hacer Becerra.

Un empate que hizo méritos en el equilibrio de la primera parte, ya que ninguno de los equipos fue mejor que el otro sobre el terreno de juego.

Tras el descanso, el Numancia dio un paso adelante y quiso jugar siempre que pudo en campo rival. El resultado, dos buenas ocasiones, también gracias al balón parado, para los numantinos. Julio Álvarez lanzó al larguero un córner que quiso hacerse olímpico, y Gaffoo estuvo a punto de marcar, también tras un saque de esquina, pero su cabezazo se marchó fuera por centímetros de la meta de Becerra.

Tras estos escarceos numantinos el partido volvió a equilibrarse. Los dos equipos estuvieron parejos hasta que volvió a emerger el protagonismo de la figura arbitral. Julio Álvarez protegió un balón para que saliera de fondo, Sandaza se fue a la pelea y el árbitro pitó penalti. Un escándalo que tuvo su continuidad en las expulsiones de Gaffoor y de Ripa a cinco minutos para el final.

El Girona no tiró a puerta en los noventa minutos. Biel Ribas no tuvo que hacer ninguna parada de mérito, pero el Girona hizo dos goles de penalti y se llevó los tres puntos. Eso sí, jugó con doce todo el partido y el Numancia, por si acaso, acabó con nueve jugadores sobre Montilivi. Pero cayo de pie, luchando y buscando el empate hasta el final.

Girona FC: Becerra, Cifuentes, Ramalho, Richy, Lejeune, Aday (Jandro, minuto 74), Pablo Íñiguez, Alex Granell, Cristian Gómez (Sebas Coris, minuto 60), Mata (David García, minuto 88) y Fran Sandaza.

CD Numancia: Biel Ribas, Cicinho, Juanma (Dani Calvo, minuto 37), Gaffoor, Ripa, Antonio Tomás, Pedraza, Julio Álvarez, Vicente, Natalio (Edipo, minuto 86) y Sergio Enrich.

Árbitro: González Fuertes (Comité Asturiano). Asistido por Villabeirán y Fernández. Mostró cartulinas amarillas a los locales Cifuentes, Fran Sandaza, Cristian Gómez y Ramalho y a los numantinos Julio Álvarez, Juanma, Ripa, en dos ocasiones, por lo que fue expulsado en el minuto 85, y Gafoor, en dos ocasiones, por lo que fue expulsado en el minuto 83.

Goles: 1-0. Minuto 31. Alex Granell, de penalti. 1-1. Minuto 42. Cicinho. 2-1. Minuto 81. Sandaza, de penalti.

Montilivi. Alrededor de 4.000 personas.

Leave a Reply

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad