El Numancia reacciona y suma un punto en La Romareda

El Numancia consiguió un empate de prestigio en La Romareda después de empatar a dos goles ante un Real Zaragoza que se adelantó en el marcador y que llegó a ir ganando por 2-0, pero una gran reacción de los rojillos en los minutos finales permitió que el conjunto de Arrasate arañara un punto en el feudo maño.

El Numancia volvió a ser más ambicioso tras el descanso y cuando vio el partido perdido con el gol de Ortuño se fue deliberadamente al ataque y su apuesta ofensiva y la de su entrenador –el equipo acabó en el césped con Alex Alegría, Oscar Díaz, Dani Aquino y Natalio juntos- acabó por tener recompensa. Obligado por el marcador, el Numancia se fue sin nada que perder a por un resultado mejor y lo acabó consiguiendo. Primero Marc Pedraza acortó distancias al cabecear una falta botada por Íñigo Pérez, y después fue Óscar Díaz el que remachó a las mallas un centro-chut de Natalio desde la frontal del área.

Antes, en la primera parte, el Zaragoza comenzó el partido dominando a su rival. Tardó el Numancia un cuarto en quitarse el agobio de los locales y cuando eso sucedió, los sorianos equilibraron el partido en la zona ancha y todo fue mucho más igualado. Cuando mejor estaban los de Arrasate, los de Ranko Popovic abrieron el marcador. Fue en el minuto 33, tras una internada por la banda derecha del lateral Marc Bertrán, que tras un par de quiebros dentro del área remató a puerta. Munir despejó como pudo el disparo y Abraham, en boca de gol y posiblemente en fuera de juego, aprovechó el rechace para adelantar al Zaragoza en el luminoso y llegar al descanso con ventaja.

La segunda parte fue diferente. El Numancia dio un paso adelante y Alex Alegría tuvo una ocasión inmejorable para haber empatado el encuentro, pero solo ante Bono disparó muy desviado. Del posible empate se pasó, en apenas dos minutos, al 2-0. Ortuño encaró a Munir tras recibir un pase filtrado de Erik Morán superó al meta numantino para ampliar la brecha zaragocista en el marcador.

Con todo en contra, el Numancia mantuvo la fe y la reacción no se hizo esperar. Pedraza cabeceó a las mallas un medido balón de Íñigo Pérez tras un saque de falta y metió de nuevo a los sorianos en el partido a media hora para el final.

Arrasate puso en juego toda la artillería ofensiva que le quedaba en el banquillo. Oscar Díaz, Natalio y Dani Aquino saltaron al campo para ayudar a Alex Alegría en busca del empate. El Numancia empezó a llegar con peligró al área de Bono, pero el Zaragoza también daba la sensación de poder cerrar el partido en un contragolpe. El partido, convertido en un ida y vuelta, sonrío a los sorianos. Una buena llegada del Numancia hasta la frontal del área acabó en un centro-chut de Natalio al que Oscar Díaz llegó para superar a Bono y establecer la igualada en el marcador (2-2). Quedaban algo más de diez minutos para el final y el partido enloqueció todavía más. Primero porque pareció que estaba para el Numancia, y acto seguido estuvo para el Zaragoza. En los minutos finales y con los dos equipos volcados en busca del gol ganador emergió la figura de Munir. El meta numantino salvó el gol local en dos intervenciones de mérito cuando el reloj ya marcaba el tiempo añadido en La Romareda, que volvió a ser una fiesta para la afición numantina desplazada al Municipal de Zaragoza.

Deja tu comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad