El Numancia sufre un histórico varapalo en San Sebastian de los Reyes

El C. D. Numancia sufrió un histórico varapalo en su visita a San Sebastián de los Reyes al caer en Matapiñonera por 7-1 en un partido en el que los sorianos se jugaban el liderato del grupo V de Segunda RFEF ante la U. D. Sanse, que interpretó a la perfección el partido ante los de Javi Moreno y le endosó una goleada para la historia.

En pocas ocasiones ha recibido el equipo soriano tan serio correctivo a lo largo de sus 79 años de historia federada y ayer resultó uno de los días duros de este club, que además, también ayer en Matapiñonera, pudo presumir de una magnífica afición, entregada a sus colores y animosa hasta el final a pesar de lo negativo del marcador.

En categoría nacional, sólo Ferrol, en una fase de ascenso en la temporada 1948-49 -por remontarse a los primeros años del club- y Osasuna, en la campaña 84-85 en un partido de Copa del Rey, sonrojaron a los numantinos con un marcador en contra de 7-1. Lo que ocurrió en Matapiñonera puede, a pesar del disgusto, quedarse en una anécdota más para la historia, pues el Numancia tiene las opciones todavía intactas en la lucha por el ascenso a Primera Federación. Es cierto que ya no depende de sí mismo para ser campeón y ha perdido el golaveraje particular y general por esta abultada derrota, pero es el momento de juntarnos y estar lo más unidos posible ante las seis finales que restan hasta el final del campeonato. Sólo así, juntos, apoyándonos en los momentos más complicados, se consiguen los mayores objetivos, por complejos que resulten.

El partido, por desgracia, tuvo más expectación que historia. El cuadro madrileño pasó por encima del cuadro rojillo, incapaz de manejar y contener los duelos individuales planteados por Javi Moreno a lo largo y ancho del perímetro de Matapiñonera. Los atacantes sanseros resultaron tener una marcha de velocidad más que los rojillos y, además, mostraron una pegada poco usual en esta categoría.

Además, la lesión de Oscar de Frutos a los diez minutos de iniciarse el partido acabó de romper todos los esquemas tácticos numantinos. El mejor ganador de duelos del equipo se marchaba maltrecho a vestuarios con un problema muscular y el sistema defensivo de los rojillos se desmoronó como un castillo de naipes.

En la primera acción en la que el Sanse generó superioridad llegó el primer gol del partido. Arasa, una pesadilla durante todo el choque, remató a placer a las mallas un servicio del ex numantino Guille Perero, un puñal en el flanco derecho durante todo el partido. Corría el minuto 11 y la cosa se complicaba para los sorianos, si bien apenas diez minutos después Lupu arregló el desaguisado colocando el empate tras superar al meta rival y mandar el balón a las mallas en una gran acción, sin apenas ángulo.

Con igualada en el electrónico, Carlos González, en una buena acción individual dentro del área, tuvo el 1-2 en sus botas, pero su disparo se marchó demasiado alto, por encima de la meta defendida por Jagoba.

Fue la mejor aparición rojilla en el primer acto, que acabó en desastre para los de Javi Moreno. En apenas cuatro minutos, Arasa hizo el 2-1 y Guille Perero el 3-1, y cuando el Numancia pedía a gritos el descanso en busca de soluciones, Juancho acabó de finiquitar la contienda haciendo el 4-1 antes de que el colegiado mandara a los dos equipos a vestuarios.

La velocidad de los atacantes locales, unido a una defensa con mucho espacio a la espalda y con los jugadores exigidos en duelos individuales por todo el campo acabó por convertir Matapiñonera en un jardín en los que los futbolistas locales disfrutaron y maltrataron a un Numancia incapaz de reaccionar a cada respuesta madrileña.

Javi Moreno retocó el partido tras el descanso, dando entrada a Primo por Alain Ribeiro, pero la segunda parte comenzó de la peor manera posible. El Sanse hizo el quinto en una buena acción individual de Guille Perero, que dejó sin respuesta posible a los sorianos.

Mayorga y Arasa, que completó su particular hat-trick, redondearon la goleada para el Sanse y completaron el bochorno numantino. No era la tarde de equipo soriano. El Sanse arrebató el liderato al Numancia y se dio un baño goles y autoestima. A los de Javi Moreno se les desbarató el partido desde el principio y no tuvieron Plan B para hacer frente a su rival. Ahora, a muerte a por los 18 puntos que quedan en juego. Vamos Numancia.

U.D. Sanse: Jagoba, Pareja, Mayorga, Miki, Juancho (Binke, minuto 78), Arasa, Guille Perero (Pablo Haro, minuto 67), Ocaña, Isma (Saul, minuto 67), Macho (Hugo, minuto 67) y Yael.

C.D. Numancia: Dorronsoro, Soler, Bonilla, De Frutos (Grande, minuto 14), Nacho Pastor, Moustapha, Cristian D., Carlos González (Alayeto, minuto 55), Rubén Sanchidrián (Tamayo, minuto 55), Alain Ribeiro (Primo, minuto 46) y Lupu.

Árbitro: Dirigió el partido Daniel Miranda Bolaño. Asistido por Alberto Ramos y José Manuel Sabido. Mostró cartulina amarilla a los locales Mayorga, Pablo Haro, Macho y Ocaña y a los numantinos Alain Ribeiro, Grande, Lupu, Carlos González, Bonilla, Rubén Sanchidrián.

Goles: 1-0. Minuto 11. Arasa. 1-1. Minuto 23. Lupu. 2-1. Minuto 28. Arasa. 3-1. Minuto 32. Guille Perero. 4-1. Minuto 43. Juancho. 5-1. Minuto 46. Guille Perero. 6-1. Minuto 61. Mayorga. 7-1. Minuto 78. Arasa.

Matapiñonera. 1.800 espectadores, de los cuales mil eran aficionados numantinos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad