Primera derrota de la temporada en Los Pajaritos

El Numancia cedió la primera derrota de la temporada liguera en Los Pajaritos al caer ante el Leganés por 1-2, en un partido en el que los sorianos nunca estuvieron cómodos sobre el césped y volvieron a conceder defensivamente al rival pepinero. Al Leganés le bastó con tirar de oficio y seriedad para superar a un Numancia incapaz de superar la línea defensiva dispuesta por el cuadro visitante, pertrechado atrás con cinco defensas, y dispuesto a esperar el tiempo que hiciera falta su oportunidad para adelantarse en el marcador.

A los catorce minutos, el entramado defensivo de los locales saltó por los aires en una jugada visitante que evidenció varios desajustes en la zaga numantina y que acabó con un remate fácil y certero de Toni a las mallas de Munir. El guión del partido lo hubiera firmado el propio técnico del Leganés, ya que el partido se le puso de cara a las primeras de cambio y el tiempo no hizo sino que ir desquiciando poco a poco a los futbolistas rojillos, que merodearon el área rival, pero sin sensación de peligro real ante la meta de Serantes.

Aún así, el Numancia pudo empatar antes del descanso en un buen cabezazo de Juanma al que respondió con brillantez el meta rival. Los sorianos no conseguían llegar con juego combinativo a la zona de peligro y aunque lo intentaron luego con balones profundos a Alex Alegría, tampoco fueron capaces de ganar la segundas acciones generadas por el atacante numantino.

En la segunda mitad, los sorianos dieron un paso adelante. Empezaron a jugar en campo rival y aunque el Leganés dio un paso atrás, el equipo de Garitano actuó con la misma comodidad que ofreció en el primer acto. Arrasate quitó a un defensa (Juanma) y buscó más superioridad en la mediapunta en busca de la igualada. La apuesta rojilla sí pareció incrementar el dominio del Numancia del partido, pero volvió a ser el Leganés el que presumió de pegada. Una falta lateral mal defendida por los sorianos permitió a Guillermo hacer el 0-2 en Los Pajaritos.

Tocaba la heroica y el equipo lo intentó hasta el final, aunque sin el arrebato de otros partidos, pues el Leganés no se descompuso en ningún momento. Alex Alegría cabeceó al travesaño en el enésimo saque de esquina numantino y a siete minutos para el final, Óscar Díaz redujo distancias tras un buen cabezazo que superó a Serantes.

Esta vez el alma de los numantinos no fue suficiente. El oficio pepinero permitió que el partido se acabase en la zona ancha, sin exceso de agobios para su portería. Con el Numancia volcado en busca del 2-2, el Leganés tuvo el 1-3, pero Munir le ganó el mano a mano a su rival. No hubo tiempo para más y la primera derrota en Liga llegó a Los Pajaritos esta temporada.

Deja tu comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad