Rueda de prensa de Juan Antonio Anquela

El entrenador del Numancia, Juan Antonio Anquela, ha asegurado que su equipo no sale nunca a empatar, y no lo hará el próximo domingo en Barcelona ante el filial azulgrana, aunque en la Liga Adelante se haya convertido en el «rey del empate», con diecisiete resultados con este guarismo. «Nosotros salimos desde el primer momento a ganar, a llevar el peso del partido, pero unas veces nos salen bien las cosas y otras no», ha declarado hoy a los periodistas en la habitual rueda de prensa de los viernes.

Anquela ha asegurado que el Numancia, en su balance de la temporada, ha merecido ganar muchos más partidos de los nueve en los que lo ha hecho, y  ha reconocido que al Numancia le toca de nuevo «levantarse» en su desplazamiento a Barcelona, tras la derrota sufrida en Los Pajaritos frente al Mirandés. «Vamos a ver si podemos hacer un buen partido y sobre todo puntuar, que para nosotros en muy importante», ha resaltado.

El técnico jiennense recupera para el encuentro del domingo frente al filial azulgrana al Julio Álvarez y Juanma, dos jugadores vitales en la estrategia del equipo numantino, aunque Anquela ha apuntado que el Barça B defiende bien estas jugadas a balón parado. «Sin jugar bien no se puede ganar un partido de fútbol. El Numancia no es un equipo que espere al rival en su campo, siempre va de tú a tú a cualquier campo y en este no será una excepción, pero tenemos que tener presente que los chavales del Barça juegan muy bien al fútbol», ha apuntado. Para conseguirlo, el técnico numantino ha deseado que su equipo juegue con cabeza y espere su momento, «que es lo que nos está faltando sobre todo en casa». Para conseguir una victoria en Barcelona, Anquela ha apelado a la necesidad de «ser un equipo solidario» y «recuperar la mentalidad de equipo», para competir en un encuentro en el que tiene que saltar al césped con un planteamiento serio y ofensivo, pero sin perder el equilibrio.

«Necesitamos el 120 por ciento para no perder. Ahora es el momento de los tíos; tenemos una deuda que pagar», ha reconocido en alusión a la última derrota y la mala imagen ofrecida ante el Mirandés y los diez partidos que quedan por delante para cerrar la Liga Adelante.

El entrenador numantino ha confiado en que el equipo mejore porque está a tiempo de hacer una temporada «más que digna».

Deja tu comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad